RECUERDE

recuerde

El paciente ostomizado puede hacer una vida normal, puede trabajar, practicar deporte, viajar y tener una vida social activa.

Si usted tiene una ostomía digestiva podrá seguir una dieta normal, siempre y cuando no se le indique lo contrario.

Es muy importante el cuidado de la piel que rodea al estoma, debemos mantenerla limpia y seca. Ante cualquier signo de alarma, consulte con el personal sanitario.

Recuerde que el profesional sanitario le informará y aconsejará sobre diferentes dispositivos, pero el usuario es el que tiene la última palabra en la elección.

Evite comentarios comparativos con otros pacientes ya que cada caso es diferente.

Nunca pierda la esperanza, aunque no se consiguiera la curación del todo, siempre habrá muchas posibilidades para al menos mantener una buena calidad de vida.

Consulte con su especialista el tiempo prudencial que debe esperar antes de volver a los tratamientos de estética habituales, una vez finalizados los tratamientos de quimioterapia.

Cuando acuda al hospital a que le administren la quimioterapia no guarde ayunas, a menos que su médico le haya indicado lo contrario.

Los diferentes tratamientos empleados en el cáncer ( quimioterapia y radioterapia ), combinados o por sí solos, pueden dar lugar a una serie de síntomas: náuseas y vómitos, pérdida del apetito, alteración de los sabores (disguesia), infamación de la mucosa oral (mucositis) entre otros. Consúltelo con su especialista, que le ofrecerá una serie de recomendaciones para ayudarle a controlar estos síntomas.

Si decide utilizar terapias alternativas o complementarias, consúltelo con su médico y/o enfermero al igual que lo haría con otro tratamiento. Algunas terapias interfieren en el tratamiento estándar.

En caso de tener algunas dudas acerca de la cirugía o el cáncer, podría ser importante consultar este asunto con las personas que conocen mejor su situación: su cirujano y los otros especialistas del cáncer que lo atienden.

Lleve consigo una libreta de seguimiento del CVC (catéter venoso central) donde anote incidencias y fechas de sellado.

En caso de ser portador de un Reservorio Subcutáneo o Port-a-cath evite realizar movimientos bruscos hasta la retirada de los puntos de sutura. Es importante que sepa que debe evitar deportes bruscos que impliquen golpes y sobreesfuerzos, por ejemplo el rugby, el levantamiento de  pesas, la caza, el tiro con arco…

Notifique que es portador de un CVC. La búsqueda y punción de las venas periféricas resulta con frecuencia dolorosa y dificultosa provocando gran frustración tanto en el paciente como en el personal de enfermería.

Acuda a centros especializados y con profesionalidad contrastada para adquirir sus prótesis capilares y los productos de corsetería y ropa de baño. Tómese su tiempo probando los modelos que se adecúen a su circunstacia y también a sus gustos.

No hay que perder de vista la cuestión estética también es importante para mejorar su estado de ánimo.